Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

EL CENTRO DE DÍA CALOR Y CAFÉ SE DESPIDE HASTA EL PRÓXIMO CURSO EN SEPTIEMBRE

Noticia 93.jpg

Desde que en 2001 abrió sus puertas por primera vez, un año más al llegar el verano Calor y Café temina el curso, y este domingo se despidió hasta el próximo septiembre.

Cada año, nuevas caras, personas que a lo largo del curso se acercan por primera vez al centro, y para los que venir a Calor y Café va formando parte de su día a día. También el reencuentro con aquellos que desde hace tiempo, meses o años, se acercan a pasar un rato, o a pasar la tarde a Calor y Café.

Unos van, otros vienen, otros vuelven, pero siempre se crea un ambiente familiar, donde todos se sienten a gusto. Tomar un café, merendar. Ver a los amigos y hacer otros nuevos, charlar. Echar una partida al ajedrez, las cartas, el dominó. Ver la tele, hacer punto, escribir, leer el periódico. Entrar en Internet, aprender mecanografía, mejorar el español. O simplemente sentarse, y estar un rato tranquilo. Cada uno encuentra su sitio en Calor y Café. Hablar con gente de tu país, y con gente de otros lugares. Hablar con voluntarios, compartir, contar historias, andanzas.

Cada tarde, Calor y Café se convierte un poco en el hogar de aquellos que no lo tienen, en la familia de aquellos que la tienen lejos, en el sitio de compartir las ilusiones y las preocupaciones, y de ayudar a mantener la esperanza.

Y al mirar un curso atrás, ves al que le afectó últimamente la crisis, y aunque en otro tiempo le fueron mejor las cosas, ves como mantiene la ilusión, y hasta ha descubierto el gusto por la literatura. Ves también a quien acaba de llegar a España, y con gran amor propio, dedica todas sus fuerzas y energías a aprender español, para encontrar pronto un trabajo. El que vuelve a sonreír, pues ahora puede dormir en una pensión, y va a empezar un curso de jardinería, pero también Ves a quien sigue durmiendo en la calle. Y a quien siempre trabajó, desde que llegó a España, pero ahora no sale el trabajo que necesita y poder así renovar los últimos papeles para el permiso de residencia permanente. Ves a quien salió del bache en el que estaba, y al que todavía sigue un poco en él. También ves al usuario que ahora es voluntario. Al que marchó a su país, probó suerte en otra ciudad, o a quien marchó y volvió, … y así muchas historias más, historias que van formando la vida de quien un día decidió dejar atrás su tierra, su familia, sus costumbres… para buscar un posible futuro mejor para él y para los suyos.

Durante este curso, una media de 90 personas han pasado cada día por Calor y Café. Ahora, llega el verano, y Calor y Café se despide hasta septiembre. Y entonces, de nuevo, se abrirán sus puertas, para todos aquellos que sigan necesitando un poco de Calor y Café.





TablasSalariales

Red Incola en Flickr