Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

Un centenar de personas recorrieron la calle Santiago con su maleta en apoyo a las pesonas migrantes

Noticia 551.jpg

Con motivo de la Jornada Mundial del emigrante y refugiado, el viernes 13 de enero, cerca de un centenar de personas realizaron un recorrido simbólico con maletas por la calle Santiago de Valladolid. Este acto de calle “Maletas” ha sido elegido como símbolo de la huida, necesidades y soledad de las personas migrantes y refugiadas, y especialmente de los niños y niñas, que sufren una mayor vulnerabilidad.

Ver video acto de calle Maletas de Iglesia en Valladolid
Ver video Comunicado de Iglesia en Valladolid.


El domingo 15 de enero la Iglesia Católica celebra en todo el mundo la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado. Este año se nos invita a dirigir la mirada a los “MENORES MIGRANTES, VULNERABLES Y SIN VOZ”. El Papa Francisco quiere centrar con este lema “los más pequeños entre los pequeños”. Es una llamada a la conciencia de cada persona adulta y especialmente a la de los gobernantes para que tengan en cuenta en sus decisiones políticas los sufrimientos de los niños en situación de riesgo y pongan remedio cuanto antes.

En el comunicado se señala que en ocasiones “Los niños constituyen el grupo más vulnerable entre los emigrantes, porque, mientras se asoman a la vida, son invisibles y no tienen voz: la precariedad los priva de documentos, ocultándolos a los ojos del mundo; la ausencia de adultos que los acompañen impide que su voz se alce y sea escuchada”. Se vuelven fácilmente víctimas de graves violaciones de los derechos humanos”.

Hay que insistir en que “la migración es un fenómeno mundial” que afecta a todos los continentes y que “no concierne exclusivamente a personas en busca de trabajo o de mejores condiciones de vida sino también a adultos y menores que huyen de verdaderas tragedias”.

Datos de UNICEF hablan de que en el mundo hay 31 millones de niños que han emigrado a un país distinto del que han nacido, y de ellos, unos 11 millones son niños refugiados o solicitantes de asilo. La mayoría de estos niños proceden de Siria, Iraq y Afganistán. En Europa viven unos 5 millones y medio de niños emigrantes; en España, unos 720.000. Entre todos ellos, hay tres colectivos de niños y niñas especialmente desprotegidos: las niñas víctimas de trata con fin de explotación sexual, los menores extranjeros no acompañados y los niños refugiados.

Ni la sociedad ni el gobierno pueden mirar para otro lado y cerrar los ojos ante esta realidad. Es necesario seguir trabajando para que se promulguen leyes justas que apoyen la unidad familiar y respeten escrupulosamente los derechos del menor. Urge realizar todos los esfuerzos posibles para que la acogida de los menores migrantes sea digna. Es absolutamente necesario un nuevo orden económico internacional basado en el diálogo, la cooperación y la solidaridad entre los pueblos para que el mundo sea casa común de todos los hombres.
Concluimos con las palabras que nos dirige el papa Francisco con motivo de la celebración de esta Jornada: “Cada uno es valioso, las personas son más importantes que las cosas, y el valor de cada institución se mide por el modo en que trata la vida y la dignidad del ser humano, especialmente en situaciones de vulnerabilidad, como es el caso de los niños emigrantes”.





TablasSalariales

Red Incola en Flickr