Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

Otras fronteras: situación y vulneración de derechos en los CIE

Noticia 521.jpg

En Valladolid no tenemos Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), pero ayer Santiago Yerga, coordinador del área de CIE en la ONG Pueblos Unidos, nos acercó esta dura e incomprensible realidad.

La segunda sesión de las X Jornadas sobre inmigración la introdujo Javier Medina, coordinador del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Valladolid, resumiendo el informe “Situación de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en España y su adecuación al marco legal”. Este informe realizado por la clínica jurídicas de la Universidad de Comillas y donde participó la clínica jurídica de Valladolid, denuncia la vulneración de derechos analizando los siete CIE que existen en España: Aluche (Madrid), La Piñera (Algeciras), Zapadores (Valencia), Barcelona, Murcia, Barranco Seco (Las Palmas) y Fuerteventura.

Después, el coordinador de CIE de Pueblos Unidos, explicó detalladamente en qué consisten estos centros, la vulneración de derechos que se producen en ellos y la dificultades que tiene Pueblos Unidos para realizar la intervención con las personas detenidas “Desde nuestra labor queremos documentar casos para el cierre de los CIEs, creemos que se puede tener otra política migratoria que defienda los derechos humanos”.

Según la Ley Orgánica de Extranjería y el reglamento CIE establece que el internamiento de personas extranjeras es una medida excepcional, por tener abierta una orden de expulsión por estar de forma irregular en España, por una sanción o haber cambiado la pena de un delito por la orden de expulsión. En este sentido, a nivel legal la irregularidad de la situación administrativa (no tener papeles de residencia en España) es una infracción como aparcar mal un coche, sin embargo es la única que tiene como consecuencia la privación de libertad. Entre los datos que ofreció Santiago, destacó que en el 2014 menos del 50% de las personas internas fueron expulsadas, y su periodo máximo de estancia tiene que ser 60 días. “Si no les expulsan ¿por qué les detienen?”. En los CIE encontramos parte del discurso de las autoridades para criminalizar a las personas inmigrantes y tratarles como “delincuentes”.

Además, los CIE no pueden tener el matiz de centro penitenciario, sin embargo la falta de respeto a los derechos fundamentales se dan en múltiples aspectos: deficiencias en las instalaciones, especialmente grave en Algeciras, que como nos indicó Santiago, se encuentra en el antiguo centro penitenciario que fue cerrado por no cumplir las condiciones adecuadas; vulneración del derecho dignidad, falta de servicios sanitarios permanentes; no existe personal formado sino que los CIEs están en manos de la policía nacional; no existen programas de ocio ni educativos; vulneración de derecho a la comunicación, ya que las personas no tienen contacto físico con sus familiares y amigos, sino que las visitas se realizan a través de una mampara de cristal. En este sentido, Pueblos Unidos consiguió que las organizaciones pudieran realizar las visitas sin el cristal en el último año para revisión de documentos y estado de las personas.

Por último, Santiago explicó que al no existir una entrevista personal, se encuentran casos de menores, víctimas de trata o potenciales solicitantes de asilo. Y mientras esto ocurre en los CIE, la sociedad civil ni si quiera sabe de su existencia ni de la vulneración de derechos humanos en la que están incurriendo. Por esta razón la sensibilización y la incidencia política son tan importantes.

Agradecemos a los ponentes que han participado en estas jornadas sobre inmigración, que nos ayudan a comprender y acercarnos a una realidad, a la que muchas veces somos ajenos.

Descargar informe CIE 2014
 





TablasSalariales

Red Incola en Flickr