Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

El dolor de la migración en Calais

Noticia 476.jpg

Los recientes sucesos en el paso de Calais, entre Francia e Inglaterra a través del Canal de la Mancha han vuelto a ponernos delante la situación tan dura que sufren las personas migrantes en Europa.

A las afueras de esta localidad, se distribuyen campamentos donde miles de personas originarios de Sudán, Afganistán, Siria o Pakistaní, sobreviven en situaciones extremas, con la esperanza de encontrar una vida mejor. Ya han muerto nueve inmigrantes desde junio de este año, y cerca de 600 niños han solicitado refugio desde enero de este año (tres veces más que el año pasado).

Ante estos graves acontecimientos, desde el Secretariado de Migraciones de la Conferencia Episcopal se han publicado diferentes artículos: “Somos personas, no animales” del P. Jose Luis Pinilla Martin S.J en el Blog Entre Paréntesis; y “Emigrantes de Calais” en la página de periodista digital donde podemos leer las declaraciones del Obispo-Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones.

Mientras, los gobiernos presionan y anuncian medidas cada vez más severas, aumentando con sus declaraciones los prejuicios y comportamientos xenófobos. ¿Hasta dónde va a llegar esta deshumanización? En contraste con esta situación, la imagen de hospitalidad de muchos vecinos y vecinas de Calais, que ayudan con alimentos, mantas o un enchufe para cargar el móvil, o la imagen de capillas levantadas para tener un espacio común de oración. Pequeños gestos con los que Red Íncola nos sentimos identificados.

Estas personas arriesgan su vida porque en sus países de origen no tienen ninguna oportunidad, y no van a dejar de intentarlo. El drama de la migración que se está viviendo no se soluciona con más vallas o vigilancia, sino con una política migratoria más igualitaria y respetando los derechos humanos.





TablasSalariales

Red Incola en Flickr