Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

La igualdad y no discriminación premisas para la defensa del derecho familiar

Noticia 403.jpg

El miércoles 30 abril se celebró la segunda sesión de las jornadas sobre inmigración en la Facultad de Derecho. Javier García Medina, Director del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Valladolid, fue el encargado de presentar la jornada y dar la bienvenida a Cristina Guilarte Marín-Calero, coordinadora del departamento de Derecho Civil la Universidad de Valladolid, que abordó en su ponencia las relaciones jurídicas en la familia inmigrante.

Como introducción, la ponente realizó un análisis histórico del derecho de familia en nuestro régimen jurídico. Como nota relevante, la familia desde el punto de vista jurídico es un concepto cambiante que depende del momento de la sociedad y criterios éticos, no un modelo definido como tal. Esta es la razón por la que el derecho familiar es diferente en cada país, influyendo en él los aspectos culturales y religiosos.

En el derecho familiar, el cambio más importante se produjo con la promulgación de la constitución, por la que se establecen los principios de no discriminación, protección a la familia por los poderes públicos y la igualdad de género. Desde entonces se han ido incorporando diferentes derechos en relación a la familia, como el divorcio, la relación jurídica de los hijos adoptados, pareja de hecho, etc, hasta dar con un modelo familiar heterogéneo: matrimonial, convivencional, monoparental y de familia reconstruida.

¿Cómo afectan las relaciones familiares inmigrantes cuando llegan a España? “La vida discrimina, lo que no puede discriminar es la ley” dice Cristina Guilarte. Cuando se atienden situaciones conflictivas, hay que tener en cuenta que siempre prevalecen los derechos humanos fundamentales y los principios de igualdad.

Una tensión que existe en el régimen jurídico es respecto a la reagrupación familiar. A nivel europeo la reagrupación en familias inmigrantes en un derecho fundamental, sin embargo en España, este término viene reflejado en la ley de extranjería, y por tanto con límites en su proceso y vulnerable a cambios.

Para finalizar, analizó diferentes prácticas en el derecho familiar de otros países como los matrimonios simulados, ficticios o la repudiación. Según Crisitna Guilarte “se tiene que tener claro que no se produzca discriminación alguna, y que es principal que las actuaciones protejan los derechos de igualdad de la mujer”. En nuestro trabajo diario con familias inmigrantes tenemos que detectar estos casos e intentar trasladar la ley de igualdad al ámbito privado, que es donde persiste la desigualdad.
 





TablasSalariales

Red Incola en Flickr