Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

¿Entramos, salimos o nos quedamos? Nuevo panorama de la migración

Noticia 353.jpg

Desde hace algunos años, vemos cada día en las primeras páginas de los periódicos titulares sobre la inmigración en España. Los medios de comunicación han devuelto el protagonismo al fenómeno migratorio que parecía olvidado durante el boom económico.

Si analizamos la inmigración de forma general, podemos concluir que ésta, ha tenido un efecto positivo para la economía y el empleo. Los niveles de desarrollo de nuestro pasado más inmediato no hubieran sido posibles sin el despegue demográfico que posibilitó la llegada de trabajadores extranjeros. En términos generales su presencia no perjudicó al mercado de trabajo, sino que lo amplió, aumentó el número de afiliados a la Seguridad Social y permitió la incorporación de la mujer española al mercado de trabajo. Las mujeres extranjeras se encargaron del servicio doméstico, del cuidado de ancianos, niños y dependientes para que nuestras amas de casa salieran a trabajar fuera. Por tanto, la contribución al desarrollo de la inmigración ha sido positiva, su aportación supera con creces los gastos que ello conlleva.

Pero, por otra parte, los inmigrantes son el colectivo más machacado por la crisis económica. Se ha producido una creciente destrucción de sus empleos, sobre todo por el alto índice de temporalidad que caracteriza a los puestos de trabajo que ocupan. Por tanto es uno de los colectivos con más dificultades para llegar a fin de mes y con más riesgo de pobreza.

Si ahora analizamos la salida de españoles hacia otros países, comprobamos que, dentro de la Unión Europea, no es Alemania el país de destino favorito, como puede parecer en un principio, sino que Francia y Reino Unido estarían por delante. Fuera de la Unión Europea, EE.UU es uno de los países en los que más ha creció la llegada de población procedente de España. En cuanto a los países de América Latina, Brasil, Colombia e incluso Ecuador, han iniciado un reciente proceso de crecimiento económico, pero es difícil discernir hasta qué punto la emigración que allí se dirige es de nativos españoles, inmigrantes nacionalizados o simplemente inmigrantes españoles que retornan.

El perfil de los trabajadores de la nueva emigración en términos de cualificación es muy diverso. Se incrementa la demanda de técnicos y profesionales frente a la de trabajadores de baja o nula cualificación.

En definitiva, los efectos de la aguda crisis económica, en la que España se halla inmersa, han trastocado el panorama migratorio español. Después de los primeros momentos de crisis, los flujos de inmigración se han aminorado y se han activado las salidas hasta llegar a saldos migratorios negativos. De todas maneras, todavía nos encontramos en las primeras fases de los nuevos fenómenos en curso.

Fuente: Estudio 65 Fundación 1 de mayo "Crisis económica y nuevo panorama migratorio en España". Nadie Sin Futuro.
 





TablasSalariales

Red Incola en Flickr