Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

Una voz en Bruselas por los derechos de los inmigrantes y refugiados

Noticia 335.jpg

La situación en la que se encuentran las personas migrantes nos exige reflexionar sobre esta realidad y la vulneración de sus derechos. Un ejemplo del trabajo de que se realiza a nivel Europeo es la comisión de Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE). Desde Bruselas, esta comisión persigue que la política migratoria europea sea respetuosa con la dignidad y los derechos de las personas inmigrantes y refugiadas.

Como instrumento importante en esa labor de incidencia en materia migratoria, se encuentra el “grupo de trabajo de migraciones y asilo”. Está constituido por técnicos de diferentes Comisiones Episcopales nacionales y representantes de otras organizaciones que trabajan con población inmigrante como Cáritas Europa, el Servicio Jesuita a Refugiados o la Comisión Católica Internacional de Migración (ICMC).

El trabajo consiste en intercambio de información sobre las políticas migratorias en los distintos países y el papel que desempeñan las organizaciones de apoyo a los inmigrantes y refugiados, la discusión sobre documentos de política migratoria europea y la interlocución con representantes de las instituciones europeas, preferentemente la Comisión y el Parlamento.

En un momento como el actual en el que los Derechos Humanos aparecen cada vez más diluidos en los países europeos, la presencia de organizaciones como COMECE y el trabajo en red con otras entidades para crear espacios de incidencia política migratoria, constituye un indudable elemento de esperanza.

Sin embargo, para que la transformación sea real, es necesario que este trabajo llegue a la calle, que no se burocratice el trabajo y fluya la información al nivel nacional y local. El reto es de todos los actores implicados.

Fuente: Revista Burgos Inmigra abril 2013.
 





TablasSalariales

Red Incola en Flickr