Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

La inmigración en España: permanencia y equilibrio entre comunitarios y extracomunitarios

Noticia 231.jpg

Según cifras del Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI) de la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, el total de residentes extranjeros en España ha aumentado en 88.013 personas a fecha 30 de junio con respecto al trimestre anterior, de manera que asciende a los 5.144.269 extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor. Sin embargo, este incremento supone el menor desde finales de 2010.

De estos, 2.476.334 son residentes comunitarios (un 51,86% del total) y el volumen restante pertenecen a terceros países, con lo que se observa un equilibrio entre ambos, respaldado por el ritmo de crecimiento de cada uno de ellos: un 1,66% en el primer caso y un 1,82% en el segundo con respecto al primer trimestre de 2011. Estos incrementos se deben en su mayor parte a la renovación de autorizaciones de residencia.

Predominan las autorizaciones de larga duración

El 65% de las autorizaciones comprenden las de larga duración, un total de 1.738.906, en su mayor parte renovaciones, que se han incrementado en un 3,7% mientras que las de carácter temporal han disminuido un 1,54%. De esta manera, la inmigración en España se caracteriza por su permanencia, regularidad y equilibrio entre residentes extranjeros comunitarios y extracomunitarios.

Estabilización de los países de origen y distribución territorial

En lo relativo a residentes extranjeros del Régimen Comunitario, la lista de nacionalidades de origen está encabezada por Rumanía (883.238), Reino Unido (229.512) e Italia (174.214), precisando que se han reducido las de Portugal y Polonia, mientras que Marruecos, Ecuador y Colombia lideran dentro del Régimen General, aunque son Paraguay, Pakistán y Bolivia las nacionalidades que han registrado un mayor porcentaje de crecimiento.

Por otro lado, los extranjeros no se reparten por igual por toda la geografía española, si bien los de origen comunitario son aquellos que se distribuyen de manera más homogénea. El 50% de los comunitarios se reparte entre Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia, Málaga y las Islas Baleares, con más de 125.000 residentes en cada una de ellas, al tiempo que la mitad de los procedentes de terceros países se concentran sólo en Madrid y Barcelona.

El número medio de afiliados extranjeros a la Seguridad Social se situó en julio en casi dos millones, en 1.849.761, cuya distribución por comunidades autónomas y actividades puede consultarse en el portal del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Fuente: Fundación Luis Vives, Europa Press, Ministerio de Trabajo e Inmigración.

 





TablasSalariales

Red Incola en Flickr