Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

RELATO DE UNA VIDA MIGRANTE: Mi nombre es Alain Rodríguez Rodríguez

Noticia 206.jpg

Mi nombre es Alain Rodríguez Rodríguez. Llegué a España el 10 de septiembre del 2006. Mis pasos en el plano laboral como social han sido muchos hasta poder llegar a una estabilidad profesional y personal.

Soy licenciado en cultura física y deportes. Hasta la fecha con 15 años de experiencia y domino varias especialidades como son: Cultura física terapéutica, fisioterapia y rehabilitación, quiromasaje, masaje shiatsu, etc. Mi primer trabajo en España fue de masajista en una clínica privada durante 15 días. Lamentablemente por problemas con los papeles, que no me llegaban, tuve que dejar de trabajar.

Más adelante empecé en la construcción, como muchos de los tantos inmigrantes que querían evolucionar rápido en poco tiempo pero trabajando duro y fuerte, dedicando casi 14 ó 16 horas diarias. En aquellos años, ya 2007, se trabajaba a destajo y se ganaba mucho dinero. Para el que llega nuevo a un país eso le reporta un gran avance económico y un mejor estatus social. Primero fui  peón de albañil, luego terminé siendo oficial de tabiquería de gran formato. Creo que pasé por todos los trabajos que se pueden hacer en construcción. Con la llegada de la crisis, tuve que buscar la manera de encaminar mi vida nuevamente.

Fue entonces cuando acudí a la asociación Red Íncola de apoyo a inmigrantes, donde me atendieron maravillosamente, y la ayuda que me brindaron fue muy importante. Participé en un Curso de Viveros y Jardinería, subvencionado por la Junta de Castilla y León. Gracias a ellos, también trabajé en la campaña de vendimia ese año. En aquellos tiempos fue una salvación para mí, dada la situación económica personal y del país, que ya no era muy buena. Mis ahorros se estaban terminando y no tenía ningún ingreso.

Después de esta situación decidí empezar a buscar trabajo en lo que había estudiado durante seis años en Cuba: todo lo que tenía que ver con la actividad física, el deporte, salud, masaje, fisioterapia, rehabilitación y demás actividades asociadas. Encontré trabajo en una empresa que le prestaba servicios a la Real Sociedad Hípica de Valladolid. Empecé como instructor de pilates, aquagym y monitor deportivo. A partir de ese momento las puertas se me abrieron, conocí muchas personas maravillosas, me atendieron muy bien durante los meses que trabaje allí y desde entonces tengo un trabajo estable.

Hoy por hoy no trabajo en la Real Sociedad Hípica, pero las relaciones personales favorecieron que trabajase en otros lugares como instructor de pilates, spinning o aerobic.En estos momentos llevo trabajando 2 años para una empresa privada de fisioterapia, trabajo también de instructor de spinning y aerobic para varios gimnasios de Valladolid y poblaciones limítrofes.

Mi vida ha cambiado un 100% tanto en lo profesional como en lo personal. Nunca olvidaré a todas aquellas personas y organizaciones que en su momento jugaron un papel fundamental en mi desarrollo profesional y en mi integración como un ciudadano más de este país. Desde que he llegado me ha cerrado muchas puertas pero me ha abierto muchas ventanas.

Muchas gracias por toda la ayuda prestada. Un saludo inmenso y caluroso es mi agradecimiento por tan buenas acciones.





TablasSalariales

Red Incola en Flickr