Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

DESPEDIDA DE VASILE MELINTE: 80 personas alumbran con velas su recuerdo en Valladolid.

Noticia 194.jpg

Ayer, 2 de mayo, voluntarios y voluntarias de Red Íncola se reunieron en las escaleras de la Iglesia de los Capuchinos en Plaza España para realizar un acto de despedida por Vasile Melinte, una persona “sin hogar” querida en la entidad que murió la semana pasada.

El lunes de la semana pasada, llegó la noticia a Red Íncola sobre la muerte de una persona sin hogar en Valladolid, pero se desconocía su identidad. Unos días después supimos que esa persona tenía nombres y apellidos: Vasile Melinte. Vasile era un señor rumano muy querido por todos. Por las tardes acudía al centro de día Calor y Café a poder echar una partida con sus compañeros y tomar un café. Por la noche los jóvenes voluntarios de Café Solidario disfrutaban de su presencia, acudiendo a la orilla del rio, donde dormía, o en la estación de autobuses donde solía resguardarse antes de la noche. Vasile acababa de cumplir 57 años el 20 de marzo, “era bondadoso, se preocupaba más por los demás que por sí mismo y vivía en la calle, no tenía un hogar” - según cuenta María Luisa - trabajadora social de Red Íncola.

Lo encontró un amigo el Sábado Santo muerto. Los días anteriores había tenido problemas de salud, pero pese a que le habían animado a acudir al médico, Vasile no creía que era para tanto. Este suceso vuelve a poner de manifiesto la situación de desprotección y vulnerabilidad en la que se encuentran muchas personas, entre ellas las “sin hogar”, castigadas por la falta de apoyos familiares y de relaciones sociales cercanas de calidad.

Para mucha gente la vida de Vasile puede parecer un sin sentido, pero todos nosotros sabemos que el dolor de su partida, no dejará de hacer resonar en nosotros su sonrisa, su presencia cercana y el cuestionamiento que su propia vida plantea en nuestro día a día. Ayer encendimos velas al pie de su foto, porque él tenía luz en su interior. Descansa en Paz Vasile Melinte.

Despedirse es ser fiel a sí mismo
respetando en el otro al amigo:
sólo entonces el tiempo y la vida
nos darán su profundo sentido.

 VER FOTOS DE LA DESPEDIDA





TablasSalariales

Red Incola en Flickr