Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

El censo de inmigrantes en España soporta su mayor descenso de la última década.

Noticia 104.jpg

España ha sufrido en el último trimestre el descenso de inmigrantes más severo de la última década. Más de 100.000 inmigrantes con papeles han desaparecido del censo español, lo cual se explica por la situación económica que atraviesa el país actualmente.

Aún así las remesas aumentan y únicamente un millar de inmigrantes se han acogido a los programas de retorno del gobierno en el último año, por lo tanto, cómo se explican estos datos.

Una parte de la población que hasta ahora era inmigrante ya tiene la nacionalidad española, por lo que automáticamente han salido del censo de inmigrantes. España ha otorgado la nacionalidad a cerca de 400.000 inmigrantes en la última década, un promedio de 100 por día.

Otra parte sí está regresando realmente, pero la parte que preocupa es una gran mayoría que no ha podido renovar sus tarjetas de residencia al no encontrar trabajo, con lo cual siguen viviendo en España pero de forma ilegal.

El Plan de Retorno Voluntario del Gobierno que comenzó a finales de 2008 ha sido acogido por unas 12.000 personas, únicamente un 10% de lo esperado. La gente resiste como puede hasta que la vuelta sea irremediable ya que el cambio de país, la adaptación, los estudios de los hijos, etc. son razones que les retienen por más tiempo con esperanza de una solución.

Aún así, un informe elaborado para la Fundación Jaume Bofill asegura que sí se está produciendo un retorno de inmigrantes silencioso con y sin papeles debido a la crisis económica, alrededor de 300.000 desde 2009.

La población inmigrante que según los datos aún sin trabajo se mantiene en España persiguiendo aún el futuro que vinieron a buscar fuera de su país es aprovechada para mantener la economía sumergida ya que se les ofrecen trabajos que no se declaran pero que les permite dar respuesta a sus necesidades e incluso enviar dinero, siendo esta la explicación a la no disminución e incluso aumento de remesas que existe según el Banco de España a pesar de descenso de inmigrantes registrados.

Por otra parte, España ofrece una serie de ayudas a la población inmigrante en grave situación mediante diversas organizaciones y ONG’s, donde se ha visto un aumento de las necesidades básicas, ropa y comida, además de la ayuda a la inserción laboral que se lleva ofreciendo en los últimos años.

Cabe destacar en el mantenimiento de la población inmigrante en España el alto grado de solidaridad entre las familias. Las redes entre familias de inmigrantes, especialmente en algunos colectivos, están ayudando a salir de esta situación. Así que mientras uno tenga trabajo los demás aguantan a la espera de una mejora de la situación laboral.

 

Fuente: BBC Mundo
 





TablasSalariales

Red Incola en Flickr