Está en: Inicio > Listado de noticias > Noticia

Noticia

La luna nueva, el 11 de agosto, marca el inició del mes de Ramadán para dos millones de musulmanes en España.

Noticia 102.jpg

La llegada de la luna nueva el pasado 11 de agosto marcó el inicio del Ramadán, uno de los cinco preceptos de la religión Islámica. Durante este periodo, alrededor de dos millones de musulmanes en España emprenderán un periodo intenso de oración y celebración. Durante este periodo no podrán ingerir alimentos ni líquidos y tampoco podrán mantener relaciones sexuales o fumar desde la salida del sol hasta el ocaso.

El Ramadán, que se celebra en el noveno mes lunar, es el cuarto pilar fundamental del Islam. Durante un mes, los fieles rememoran la revelación divina al profeta Mahoma para escribir el Corán. Este periodo implica la abstinencia total de comida, bebida y relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol para todos los fieles, con algunas excepciones como los niños, las personas mayores, los enfermos o las mujeres embarazadas. Al caer la noche las familias se reúnen para cenar, rompiendo el ayuno de forma tradicional con dátiles, legumbres, carnes y verduras.

Este año el Ramadán coincide en pleno verano, por lo que las condiciones son más difíciles debido a las altas temperaturas y a una jornada de ayuno más larga. La abstinencia de agua y comida durante el día supondrán un desafío aún mayor para los trabajadores musulmanes.

Según diferentes medios de comunicación los sindicatos ante esta situación han apostado por establecer convenios colectivos en los que se flexibilicen los horarios durante el mes del Ramadán, especialmente en provincias con alta densidad de población musulmana practicante, como Melilla.

Esta iniciativa, para la gestión de la diversidad a nivel laboral, no ha sido bien aceptado por muchos empresarios. En el caso del Sindicato Asaja en la provincia de Lérida, alrededor de 400 jornaleros han firmado un contrato que tiene como objetivo eximir al empresario de cualquier responsabilidad si sufren algún problema de salud mientras siguen el Ramadán. En este sentido, el coordinador del Centro de Información para Trabajadores Extranjeros de CCOO, Carles Bertan, ha recordado a los empresarios agrícolas que es ilegal restringir la contratación de temporeros musulmanes por temor a que no soporten las condiciones laborales en el Ramadán.

La búsqueda de una sintonía entre los intereses de los empresarios y la práctica religiosa de los trabajadores es un tema polémico pero necesario en la sociedad actual en la que nos encontramos.

rc helicopters





TablasSalariales

Red Incola en Flickr